Skip to main content

Carrito

¿Qué te viene a la cabeza cuando te imaginas una boda? Un vestido blanco, las alianzas de oro, un banquete en el jardín con una tarta enorme con la figurita de una pareja en lo alto… Y te imaginas alcohol, claro, barra libre de vino y cerveza, un brindis con champán o cava y luego licores y copas. Las bodas son diferentes para cada pareja, pero uno de los elementos más comunes es el alcohol. Durante siglos, en los esponsales siempre se han consumido bebidas alcohólicas, a menudo en exceso. Todavía hoy, corren por las redes sociales todo tipo de chistes y memes sobre las barras libres en los banquetes de boda. No obstante es hora de adaptarse a los tiempos, y las bebidas sin alcohol se abren paso en todas celebración que se precie, cómo no cuando lo que se celebra es el amor. Ha llegado la Dry Wedding , bodas sin alcohol.

Cambios en los hábitos sociales

Cada vez hay más personas, sobre todo jóvenes, reevaluando sus hábitos de consumo. Aunque el alcohol seguirá desempeñando un papel importante en las bodas, también es importante que las parejas consideren la posibilidad de ofrecer bebidas sin alcohol, sobre todo para los invitados que deseen abstenerse de beber por el motivo que sea. Los banquetes de boda son de uno de los campos en los que triunfa La Burbujita Sin, una Ape Piaggio 50 que arrasa en eventos de toda índole por su contenido único: un catering único de bebidas desalcoholizadas, divertidas y deliciosas. Son la alternativa perfecta en los banquetes, para todos aquellos invitados que no quieran o no puedan beber alcohol, o para los que quieran reducir su consumo de bebidas alcohólicas. Pero hay bodas en las que, por deseo de los contrayentes, porque son sobrios curiosos, o por razones de salud, credo o ideología, no se sirve ni gota de alcohol. Son las Dry Weddings o «bodas secas».

¿Qué es una Dry Wedding? Bodas sin alcohol

Una «boda seca» es un término que se utiliza para describir una celebración de matrimonio en la que no se sirve alcohol. Aunque las bodas suelen asociarse con la presencia de bebidas alcohólicas, las bodas secas o bodas sin alcohol están ganando popularidad en diferentes culturas y comunidades en todo el mundo.
La decisión de tener una boda seca puede deberse a una variedad de razones. Algunas parejas eligen tener una boda seca por motivos religiosos, ya que su fe prohíbe el consumo de alcohol. Otras pueden optar por una Dry Wedding debido a experiencias personales negativas con el alcohol o simplemente porque no desean que el alcohol sea el centro de atención de su celebración. También puede haber razones de salud, como embarazos o cualquier otra circunstancia que requiera abstenerse del consumo de alcohol. O porque la boda se celebra en un lugar al que solo se puede acceder en coche.

¿Qué se sirve en una boda seca?

Aunque el concepto de una boda seca puede parecer todo un reto para algunos, hay muchas maneras de hacer que sea una experiencia memorable y divertida para los invitados. En lugar de alcohol, se pueden ofrecer una amplia variedad de bebidas sin alcohol, como cócteles sin alcohol, cervezas 0.0., vermuts y aperitivos sin alcohol, vinos sin alcohol y espumosos sin alcohol. Esto asegurará que los invitados tengan opciones refrescantes y deliciosas para disfrutar durante la celebración.

Además de las bebidas, es importante asegurarse de que haya una selección de alimentos deliciosos para los invitados. Un menú variado y bien presentado puede hacer que una boda seca sea aún más memorable. Los puestos de comida interactivas, como una barra de sushi, una gastroneta de crepes o hamburguesas gourmet y una mesa de postres elaborados, son opciones interesantes para satisfacer los paladares y la curiosidad de los comensales. También se pueden ofrecer actividades entretenidas, como un photo booth, karaoke o una pista de baile animada.

Da un mensaje claro

Es fundamental comunicar claramente a los invitados que no se servirá alcohol
Esto se debe hacer constar claramente en las invitaciones, para evitar cualquier sorpresa o decepción por parte de los invitados. Nunca se es demasiado claro en ese aspecto. Es importante también indicar que es de muy mala educación traer alcohol a una boda seca. Más importante que ningún Dress Code, «Viste como que quieras, pero sobre todo no traigas alcohol».

El éxito de las Dry Wedding

Cada vez hay más bodas secas en todo el mundo, ¿por qué? Pues no solo por el cambio de hábitos de la población sino también porque la ausencia de alcohol brinda la oportunidad de crear recuerdos más significativos y centrados en la conexión entre los invitados y la pareja. Al no tener el alcohol como factor dominante, los invitados pueden disfrutar de conversaciones más profundas, interacciones genuinas y una experiencia más enfocada en el amor y la celebración del matrimonio. Y reconozcámoslo, sin la presencia de alcohol también es más difícil que algún invitado pierda el control y te arruine la boda. Sin duda, hay varios beneficios de las bebidas sin alcohol.

Con una planificación cuidadosa y creativa, es posible crear una experiencia inolvidable para los invitados. Al fin y al cabo lo más importante es celebrar el amor y la unión de la pareja, sin importar si se sirve alcohol o no.

suscribir newsletter
Open chat
1
Hola! Cómo te podemos ayudar?