Skip to main content

Carrito

Hay gente a la que no le sienta bien el alcohol… y quien tiene alergia al alcohol. No nos referimos a los que se vienen arriba en la fiesta de la empresa y dan un poquito de vergüenza ajena (o mucho cringe, según lo veas). O a quienes se les sube el alcohol a la cabeza y se marean un poquito. No, hablamos de personas a las que unas copas les sienten de verdad mal, se les enrojece la cara, producen sonidos silbantes durante la respiración. O se lamentan de dolores de cabeza y migrañas. 

En la mayoría de los casos, esas reacciones se deben a que el alcohol dilata los vasos sanguíneos y saca a relucir enfermedades subyacentes como el asma, la urticaria y la rinitis. Los síntomas de esas enfermedades son las respuestas corporales que se manifiestan cuando tomamos bebidas alcohólicas.

Podría ser que esas reacciones se debieran a una intolerancia al alcohol. La intolerancia al alcohol se produce generalmente cuando nuestro cuerpo no posee las enzimas adecuadas para descomponer las toxinas presentes en el alcohol. Eso hace que nuestro organismo no metabolice bien el alcohol que hay en las bebidas alcohólicas.  Por otra parte, la alergia al alcohol es una reacción inmunitaria del cuerpo a un componente específico de la bebida.

¿Qué produce alergia al alcohol?

En algunos casos, lo que parece ser intolerancia al alcohol podría ser una reacción o alergia a algún componente de la bebida alcohólica, como el alcohol o las sustancias químicas o los sulfitos y conservantes.  El alcohol es una sustancia que puede alterar el sistema inmunitario y aumentar los niveles de IgE, un tipo de anticuerpo relacionado con la alergia. El vino tinto suele ocupar la primera posición como desencadenante de reacciones alérgicas, seguido del whisky, la cerveza y otros vinos. 

Sustancias que pueden causar alergia

El alcohol no es lo único que te afecta cuando tomas una bebida alcohólica. Hay otras sustancias llamadas «congéneres» que le dan sabor, olor y color a las bebidas alcohólicas, pero que también pueden causar reacciones molestas o incluso alérgicas.

Por ejemplo, la histamina, que es una sustancia que se libera cuando tienes alergia, está presente en los vinos tintos y puede provocarte dolor de cabeza, calor, congestión nasal, diarrea o asma. Esto le pasa a las personas que no toleran bien la histamina y no la pueden eliminar de su cuerpo.

Otro caso son los sulfitos, que son unos conservantes que se usan en las cervezas y los vinos caseros, y que pueden hacer que los asmáticos tengan dificultad para respirar. Los sulfitos son tan alérgenos que tienen que estar señalados en la etiqueta de los alimentos y los restaurantes. 

También hay que tener cuidado con algunos aditivos, como la tartrazina y el benzoato sódico, que pueden causar urticaria o asma. Si eres sensible a estos aditivos, debes mirar bien los ingredientes de las bebidas que tomas. 

Además, las bebidas alcohólicas se hacen con plantas, como uvas, manzanas, naranjas o cereales, que pueden tener alérgenos. Pero la mayoría de estos alérgenos se destruyen cuando se hacen las bebidas. Solo hay que tener cuidado con el moho que puede haber en los corchos de las botellas de vino, que puede ser alérgico para algunas personas.

¿Por qué las bebidas sin alcohol no producen alergia?

Las bebidas sin alcohol no suelen producir alergias porque no contienen alcohol ni otros ingredientes que puedan causar reacciones adversas como histamina, sulfitos, aditivos o alérgenos de origen vegetal, que pueden provocar síntomas como enrojecimiento, congestión nasal, asma, urticaria o anafilaxia.

Las bebidas sin alcohol eliminan el alcohol y la mayoría de los congéneres durante el proceso de desalcoholización. Por eso son más seguras para las personas con intolerancia al alcohol o alergia a alguno de sus ingredientes. No suelen llevar sulfitos ni aditivos.

En The Blue Dolphin Store, te lo ponemos muy fácil. Podrás disfrutar de tus bebidas favoritas sin tomar ni una gota de alcohol. Además de vinos desalcoholizados, encontrarás todas las categorías de bebidas 0.0% alcohol: cervezas sin alcohol, vermuts sin alcohol, destilados sin alcohol y mucho más. En cualquier caso, Si te sientes mal cuando bebes, lo mejor es que dejes de hacerlo y que apuntes qué bebida tomaste, con qué la acompañaste y qué hiciste después. Así podrás saber qué te hace daño y evitarlo. 

suscribir newsletter
Open chat
1
Hola! Cómo te podemos ayudar?