Carrito

Desde hace años se sabe que el consumo de vino puede tener efectos positivos en la salud, “siempre que se haga con moderación”. No obstante, hay evidencias médicas de que no es precisamente el alcohol lo que contiene propiedades saludables, sino los antioxidantes y sustancias bioactivas presentes en las uvas. Y presentes también en el vino sin alcohol. Por eso el vino sin alcohol es saludable, sin contraindicaciones ni moderaciones.

La uva contiene gran cantidad de polifenoles, que son los responsables de su color, aroma y textura característicos y que tienen reconocidas propiedades beneficiosas para el organismo. Se ha demostrado científicamente su fuerte actividad protectora en las células por tener efectos inhibidores sobre agentes que las dañan como los tóxicos y los radicales libres. El resveratrol, por ejemplo, es uno de los polifenoles de la uva, del que hay evidencia científica de su papel como protector de las arterias y de la salud cardiovascular.

Los vinos sin alcohol tienen todos los polifenoles del vino tradicional, pero no encuentras ni gota de alcohol.

Cuidado con “la moderación”

Los beneficios de los polifenoles se han certificado tanto en la ingesta de uvas como en el vino tinto. Sin embargo, la Fundación Española del Corazón hace hincapié en que sus efectos positivos para la salud se mantienen solo con cantidades diarias muy pequeñas de vino. Sobrepasada esa mínima cantidad, los efectos perjudiciales del consumo de alcohol superan a los beneficios de la uva.

De hecho, una reciente investigación de la universidad británica de Anglia Ruskin publicada en Clinical Nutrition, ha llegado más lejos: no hay cantidad de alcohol que se considere “saludable”. Olvidémonos de la etiqueta  “con moderación” que tanto se asocia a “salud”. El alcohol nunca es sano, con moderación significa que si bebes poco, no te hace tanto daño.

Se reclutó a más de 440.000 adultos y se les pidió que hicieran un seguimiento de sus hábitos de consumo -que incluían cerveza, sidra, vino y licores- durante siete años. Los investigadores descubrieron que la ingesta, incluso de cantidades moderadas, de cerveza, sidra y licores aumenta el riesgo de enfermedades y de mortalidad general. Sobre todo de patologías cardiovasculares, coronarias y cerebrovasculares (como el ictus), y de padecer cáncer. El único resultado saludable procedía del consumo de vino tinto y blanco, que demostró reducir el riesgo de enfermedades cardiacas. Pero por lo que hemos visto, eso se debe a los compuestos bioactivos de las uvas.

Se puede lograr el mismo resultado, o mejor, con el vino sin alcohol. Mejor porque se protegen arterias y venas, pero además se evitan las toxinas y las calorías asociadas al alcohol. El vino sin alcohol es saludable, siempre.

Vino sin alcohol: todos los polifenoles sin ninguna contraindicación

Un nuevo estudio publicado en la revista Circulation Research arroja interesantes resultados sobre el efecto del consumo de vino tinto desalcoholizado en personas con alto riesgo cardiovascular.

El estudio se llevó a cabo en el Hospital Clínic de Barcelona: se analizó el efecto del consumo de ginebra, vino y vino sin alcohol en la tensión arterial de 67 hombres con diabetes mellitus o factores de riesgo cardiovascular. Sus edades estaban comprendidas entre 55 y 75 años.

Los voluntarios del estudio siguieron la misma dieta durante cuatro semanas, con una diferencia: grupo bebió vino tinto sin alcohol, otro vino con alcohol y el resto ginebra, siempre en cantidades moderadas. Los resultados mostraron que aquellos que bebieron vino sin alcohol redujeron la hipertensión y su riesgo de infarto y derrame en hasta un 20%.

Por otro lado, la reducción en aquellos que consumían vino con alcohol no fue significativa. Los que tomaron ginebra no consiguieron reducción alguna en la presión arterial. O sea, que los que tomaron vino sin alcohol sufrieron la mayor mejoría, con diferencia. Porque el vino sin alcohol es saludable.

¿Cómo se hace el vino sin alcohol?

El vino sin alcohol tiene todas los nutrientes y el sabor del vino tradicional por la forma en que se elabora. Se utiliza el sistema de conos giratorios invertidos, el único capaz de reducir el contenido de alcohol en el vino con cero pérdida de aroma, sabor y propiedades nutricionales. Así es como están hechos algunos de los vinos sin alcohol que encontrarás en The Blue Dolphin Store.

Y lo más importante, el vino sin alcohol es enemigo de la moderación. Como además suele tener un contenido más bajo de azúcar, no solo será positivo para tu salud, también para tu figura.

Disfruta sin moderación… ¡a tu salud!

¡Suscríbete a nuestra newsletter y obtén ofertas exclusivas!¡Sí quiero!
+
Inscribirse en la lista de espera Te informaremos tan pronto tengamos stock.
Email No compartiremos tu dirección con nadie más.
Open chat
1
Hola! Cómo te podemos ayudar?