Carrito

Una bebida sin alcohol para brindar por cada curiosidad sobre el Día del Libro y la Rosa

Ya llega el Día de Sant Jordi, el día declarado por la UESCO como el Día Internacional del  Libro, un día que sin ser feriado es el más festivo de todo el año. El 23 de abril se ha convertido en un icono, un día en el que el intercambio de libros y rosas es ya una tradición.

En Cataluña adquiere especial relevancia, es también nuestro Día de los Enamorados, donde nos agasajamos con rosas y libros. Las calles se engalanan de banderas, abundan los puestos de libros y cada esquina es una rosaleda improvisada. 

Es un día muy señalado y en The Blue Dolphin Store lo celebramos a lo grande, con una copa libre de resaca. Una bebida sin alcohol para brindar por cada curiosidad sobre esta bellísima tradición. Por Sant Jordi, patrón de Cataluña, pero también de países como Bulgaria, Etiopía, Georgia e Inglaterra. 

¿Por qué se regalan libros en Sant Jordi?

Desde la Edad Media, el día de Sant Jordi conmemora la muerte del soldado mártir que tuvo lugar el 23 de abril de 303. Durante un tiempo se pensó que William Shakespeare y Miguel de Cervantes también murieron un 23 de abril, concretamente en el año 1616.

En realidad, ninguno de los dos falleció ese día: Cervantes murió el 22 y fue enterrado el 23; Shakespeare murió en la fecha indicada pero del calendario juliano, lo que corresponde al 3 de mayo del calendario gregoriano, nuestro calendario actual. Aun así, se sigue manteniendo el 23 de abril como Día del Libro para honrar la labor de todos los escritores.

Nosotros alzamos la primera copa con un espumoso muy especial, Thomson & Scott – Noughty. No tiene nada que envidiar al mejor cava semiseco, pero sin ni gota de alcohol. Una bebida para brindar por los dos grandes autores y por todos los que hacen nuestra vida más grata a través de las letras. 

¿Por qué se regalan rosas en Sant Jordi?

En el siglo IX aparece una popular leyenda, la de “Sant Jordi y el dragón”, el probable origen de todos los cuentos de hadas sobre princesas y dragones de la cultura occidental. Cuenta la leyenda que fue Sant Jordi quien liberó a una princesa de las fauces de un temido dragón. El santo soldado le clavó la espada a la fiera y de la sangre de su herida brotó un enorme ramo de rosas rojas. Cogió la más hermosa de las flores y se la entregó a la princesa.

Para celebrar este bonito cuento, propongo un brindis con un tinto muy especial Alternativa 0.0 Tinto – Vino Sin Alcohol, del color de las rosas que se regalan este día, y, como ellas, inofensivo. Puedes beberte toda la botella que ni tus neuronas, ni tu hígado ni tu cintura lo notarán. Aquí tampoco hay espinas.

¿Desde cuándo es Sant Jordi el Día del Libro y la Rosa?

El valenciano Vicente Clavel Andrés fue quien impulsó en 1926 la primera fiesta para fomentar la lectura, sobre todo de la obra de Cervantes. Al principio se hacía en octubre, pero en mayo de 1929, durante la Exposición Internacional de Barcelona, las librerías colocaron puestos en las calles.  El éxito fue tal que se decidió cambiar la fecha del Día del Libro al 23 de abril. Desde 1995, la UNESCO instauró el día de Sant Jordi como Día Internacional del  Libro y de los Derechos de Autor. Un nombramiento que seguimos celebrando como se merece: con un gin & tonic de Seedlip Grove 42, una de nuestras ginebras sin alcohol favoritas. 

¿Por qué la rosa va acompañada de una espiga de trigo?

Bueno, no solo de rosas o de libros vive el hombre (y la mujer). El trigo ha sido siempre un símbolo de suelo fértil y rico. Por eso regalar una espiga al lado de la rosa es símbolo de pasión, amor, fertilidad, felicidad y riqueza.

Hoy date un homenaje, haz una comida especial. Prueba las maravillosas cocas de Sant Jordi o deléitate con algo tan sencillo y sabroso como el pa amb tomàquet y jamón. Acompaña con unos botellines de Chula, nuestra cerveza sin alcohol tipo Pilsen. Haz que el 23 de abril, que este año además es viernes, sea un día redondo.

¿Sabías que la casa Batlló está inspirada en la leyenda de Sant Jordi?

Gaudí, apasionado de la popular leyenda de Sant Jordi, decoró el techo con unas tejas que simulaban las escamas del lomo del dragón, y allí colocó la espada de 4 brazos unida, simbolizando la herida que le dio muerte. Las columnas huesudas representan las víctimas del dragón antes de que Sant Jordi acabara con él. Por eso a la Casa Batlló también se la conoce como la casa de los huesos, o la casa del dragón. Alzo mi copa de Pierre Zéro Rosado por Antoni Gaudí cuyo trabajo consiguió que Barcelona fuera aún más hermosa. 

¡Suscríbete a nuestra newsletter y obtén ofertas exclusivas!¡Sí quiero!
+
Inscribirse en la lista de espera Te informaremos tan pronto tengamos stock.
Email No compartiremos tu dirección con nadie más.
Open chat
1
Hola! Cómo te podemos ayudar?